Todo el mundo cuenta con una chaqueta vaquera en su fondo de armario que a veces no se sabe cómo combinarla, aunque son muchos los estilos que se pueden conseguir utilizándolas.

La chaqueta vaquera es una de las piezas fundamentales para cualquier temporada del año, que contrariamente a lo que pueda parecer, va adquiriendo cada vez más protagonismo por las diversas combinaciones que se pueden crear con una prenda tan sencilla y tan básica como ésta.

CHAQUETA VAQUERA PARA USO DIARIO
Con unos simples leggings, con unos pantalones negros o de cualquier otro color, siempre y cuando no sean también de tejido vaquero, conseguirán que esa cazadora que nadie sabía con que poder compaginarla, adquiera vida propia y logre captar la atención de todo el mundo.

Para conseguir un aire mucho más desenfadado, también se puede romper ligeramente la chaqueta vaquera por la zona de los bolsillos o aplicarla unas cuantas tachuelas para darle un toque de lo más original y rockero para los amantes de este estilo.

Simplemente con el sencillo hecho de doblar las mangas, también se conseguirá un look mucho más actual o únicamente con compaginarla con un vestido de flores, una minifalda estampada, una simple camiseta de colores y un calzado bajo, como pueden ser unas manoletinas o unas romanas, se obtendrá un efecto casual y único.

CONSEGUIR UN EFECTO CHIC CON UNA CHAQUETA VAQUERA
No solamente se puede utilizar la chaqueta vaquera para uso diario como el ir a trabajar o salir de compras. Son muchas más las utilidades que esta prenda, imprescindible en un armario, tiene. Por eso no se puede descartar y mucho menos desprenderse de esta vestimenta que siempre está de actualidad.

Un vestido corto de un único color pero preferiblemente que sea llamativo, combinado con unos grandes tacones a juego con el vestido y con el bolso, y algún sencillo accesorio, como un collar o unas pulseras, hará que la cazadora luzca por sí sola cuando se exhiba en una noche de fiesta con los amigos.

OTRA OPCIÓN puede ser conjuntarla con unos pantalones cortos, preferiblemente de un color interesante, como puede ser un rojo, un amarillo o un azul eléctrico, a los que se puede añadir un ancho cinturón en la cadera, con los que sin duda, se alcanzará un resultado de lo más innovador y elegante.